PARQUE NACIONAL CHACO    El Parque Nacional Chaco fue creado en el año 1954 con el fin de proteger una muestra del Chaco Oriental. Abarca unas 15.000 hectáreas y se encuentra ubicado a 130 km al noroeste de Resistencia, capital de la Provincia del Chaco, entre los Departamentos Sargento Cabral y Presidencia de la Plaza.

lineaneg.gif (49 bytes)

ECOREGIONES    Chaco Húmedo.


lineaneg.gif (49 bytes)


ASPECTOS DE SU NATURALEZA
    Dentro del Parque Nacional Chaco se pueden distinguir distintos ambientes tales como montes, sabana con palma blanca, y esteros y lagunas. El monte está integrado por árboles que llegan a alcanzar los 15 metros de altura como el quebracho colorado chaqueño, el espina corona con notables púas ramificadas en su tronco, el guayacán de colorida corteza y el lapacho, árbol nativo de gran valor ornamental por la profusión de su floración a fines del invierno. También son frecuentes los algarrobos y el guayaibí. El estrato inferior del bosque está cubierto por chaguares, bromeliáceas de coloridas inflorescencias y fuertes espinas en el borde sus hojas, característica esta última que torna casi impenetrables los montes del área.    Sobre el río Negro, que atraviesa la parte noreste del Parque, se aprecian sectores muy densos de estos bosques. Por su parte, la zona noroeste tiene una muestra de montes con los dos quebrachos colorados: el chaqueño y el santiagueño que tiene aquí parte de su límite este de distribución. Ambos se diferencian fácilmente por sus hojas: el primero las tiene simples mientras que el segundo compuestas.   La fauna reúne varios componentes bastante confiados. Por ejemplo en la zona del campamento es posible observar urracas paraguayas y moradas, el ipacaá, el carpintero lomo blanco de notables cabeza y copete rojos, y a la noche varias lechuzas y atajacaminos e incluso el urutaú. En los montes aledaños son frecuentes los guazunchos y el carayá o mono aullador, detectándose habitualmente la presencia de este último tras las fuertes y particulares vocalizaciones que realiza desde el interior del monte.    El carpintero blanco y el aguilucho colorado son dos aves habituales en los palmares. Los pastizales que cubren el estrato inferior de esta formación son el hábitat para una multitud de insectos, entre los cuales se destacan varias langostas y algún mamboretá, ambos de tonos verdes y pajizos muy bien camuflados con su entorno.   En las Lagunas Panza de Cabra, Yacaré y Carpincho se puede apreciar la rica avifauna que las habita. Son factibles de observar allí los biguáes, secando su plumaje al sol posados en lo alto de ramas, la pollona negra, el gallito de agua, el chajá y varias garzas como el hocó colorado. Las rapaces comunes cerca del agua son el caracolero y el aguilucho pampa, el cual emite un típico reclamo desde su percha. Durante el verano, los ambientes acuáticos reúnen una sorprendente variedad de ranas, entre las cuales se encuentran especies trepadoras que poseen en las yemas de sus dedos extensiones circulares a modo de ventosas.

lineaneg.gif (49 bytes)

ASPECTOS CULTURALES  Parques Nacionales de Argentina Una estrategia milenaria

El área que usted visita estuvo habitada a lo largo de miles de años por grupos indígenas que explotaron diversos recursos del ambiente ribereño. Lo hicieron a través de una estrategia que combinó sustentablemente la caza –particularmente de carpinchos, tapires, monos, armadillos y vizcachas–, la pesca y la recolección de productos vegetales y animales, por ejemplo, moluscos.

Actualmente, comunidades Tobas y Mocovíes, descendientes de aquellos grupos, dueños de las lagunas, esteros y bañados, viven en localidades vecinas al parque nacional.

En la zona se encuentran, además, comunidades criollas descendientes de los primeros pobladores de fines de siglo XIX y principios del XX, las cuales conservan muchas tradiciones y costumbres que pueden ser disfrutadas por los visitantes del área protegida.

Para contactarse con el Programa Manejo de Recursos Culturales, puede haga click aquí.


lineaneg.gif (49 bytes)

MODO DE ACCESO  Parques Nacionales de Argentina Desde Resistencia, se llega tomando la Ruta Nacional Nº 16 hasta el empalme con la Ruta Provincial Nº 9, donde se dobla al norte y se continúa unos 28 km hasta la localidad de Colonia Elisa. Desde aquí y tras recorrer 15 km de camino consolidado, se llega a Capitán Solari que dista 6 km del Parque y cuenta con servicios de ómnibus diarios. Por avión, se arriba hasta las ciudades de Resistencia o Corrientes.

lineaneg.gif (49 bytes)

DATOS DE INTERES PARA EL VISITANTE  Parques Nacionales de Argentina  Hay un amplio sector sombreado para acampar, del que parten todas las sendas. Cuenta con sanitarios, mesas, fogones, agua potable y luz eléctrica.

A lo largo de una senda principal, que puede recorrerse con vehículo (aunque conduciendo a mínima velocidad), se puede acceder a dos circuitos peatonales:

Sendero a las Lagunas Carpincho y Yacaré: a través de 3 km de selva ribereña del río Negro se llega a los miradores de estas lagunas desde donde se puede observar una gran diversidad de aves.

Sendero de flora: en este sendero de 1,5 km, que se inicia en las cercanías del campamento se dan a conocer los árboles nativos de la zona.

El camino vehicular que lleva a la Laguna Panza de Cabra es otra alternativa para transitar disfrutando la naturaleza protegida en el Parque Nacional Chaco. Es un camino interno que permite recorrer 12 km de tupidos montes chaqueños, con la posibilidad de observar quebrachales que otrora poblaron toda la provincia, accediendo finalmente al cuerpo de agua.

Parque Nacional Chaco
(3.515) C. Solari
Chaco, República Argentina
Teléfono: (037) 25-496166.
Correo electrónico:


Volver