PARQUE NACIONAL EL REY
   En el Departamento de Anta de la Provincia de Salta, a unos 80 km en línea recta al este de la capital provincial, se encuentra el Parque Nacional El Rey. Fue creado en el año 1948 con el fin de preservar un interesantísimo sector de las Yungas y ambientes de transición entre éstas y el Chaco Serrano. Abarca una superficie de 44.162 hectáreas.

lineaneg.gif (49 bytes)

ECOREGIONES    Selva de las Yungas o selvas de montaña del Noroeste argentino y Chaco Seco.


lineaneg.gif (49 bytes)


ASPECTOS DE SU NATURALEZA
    El Parque está encerrado por cordones montañosos que descienden gradualmente hasta el valle central, conformando un inmenso anfiteatro de singular belleza. Desde los cerros bajan las aguas de los numerosos arroyos que confluyen finalmente en un único río, el Popayán. Las particulares características topográficas del Parque, abierto a las masas de aire frío provenientes del sur, determinan un clima menos cálido que el de las áreas vecinas.

La parte baja del Parque comprende una vasta zona de transición con el ambiente chaqueño, erizada de lomadas y cuchillas. Aquí se presenta el bosque chaqueño serrano con especies como el horco quebracho, el cochucho, el atamisque y los cardones. La vegetación de la nuboselva, con sus distintas comunidades y pisos altitudinales, está magníficamente representada en este Parque. A medida que se asciende, aparece la selva de transición con tipas y pacaráes seguida de la selva montana con gigantescos ejemplares de cedro, tarco, tipa, nogal y muchos otros. A partir de los 800 metros sobre el nivel del mar aparece la selva de mirtáceas donde se destacan el palo barroso, el alpamato, el mato, el chal- chal, y el güili. Por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar se desarrolla bosques de pino del cerro primero, luego aliso y finalmente la queñoa, especies que pueden crecer formando comunidades puras. Aves de bonita coloración de estos bosques son el rey del bosque y la monterita ceja rojiza, entre otras. Las partes más altas de los cerros tienen pastizales.

Uno de los aspectos más llamativos de la vegetación de estas selvas es la enorme variedad de epífitas que a menudo cubren por completo los troncos y las ramas de los árboles, como la bromelia tanque, los claveles del aire, y varias especies de orquídeas. En el interior de las bromeliáceas epífitas de mayor porte se acumula agua de lluvia que sirve de hábitat para diferentes tipos de insectos y crustáceos.

La fauna representativa de las Yungas se ve enriquecida en el Parque con especies chaqueñas como la chuña de patas rojas y la charata. Estas dos más la pava de monte común, típico componente de selvas, se las observa con facilidad en los alrededores de la Intendencia. La Laguna de los Patitos es de gran interés debido a la diversidad de aves acuáticas que presenta. Especies habituales son la gallareta escudete rojo, la pollona negra, el pato cutirí y el macá o macacito gris.

Resulta frecuente el encuentro con corzuelas pardas, pecaríes, zorros de monte y tapires. El tapir o anta es el mamífero terrestre de mayor volumen y peso de América del Sur, pudiendo alcanzar los 300 kg. El agua es su medio predilecto; pasa largas horas inmerso refrescándose, protegiéndose de los insectos hematófagos o alimentándose de plantas acuáticas. Los pecaríes son pequeños chanchos salvajes que se alimentan de vegetales, insectos, gusanos, arañas y reptiles. El pecarí de collar, notable por la banda pálida que rodea su cuello, es más frecuente que el labiado, el cual habita principalmente en las quebradas abruptas de tupida vegetación arbustiva. La corzuela parda prefiere la selva de transición mientras que la corzuela roja se distribuye por las laderas selváticas hasta los bosques de aliso.

lineaneg.gif (49 bytes)

ASPECTOS CULTURALES  Parques Nacionales de Argentina Los más antiguos habitantes de las yungas

Un poco de historia
El área estuvo ocupada desde tiempos remotos por grupos indígenas agricultores, cuyos asentamientos se ubicaban en lomas bajas cercanas a los terrenos llanos para el cultivo.

Los sitios y materiales arqueológicos hallados en el Parque, representados por piezas cerámicas de color gris y naranja, con asas de motivos zoomorfos y hachas de piedra pulida, guardan relación con las sociedades que habitaron en toda la región de Yungas del Norte Argentino. Aún hoy, en toda esta región habitan comunidades indígenas, actuales descendientes de esos grupos.

El origen del nombre del Parque
En el Siglo XVIII la antigua Finca “El Rey” fue uno de los fuertes de las frontera oriental de Salta y Jujuy, dependientes del Virreinato del Alto Perú. Fue adjudicada en 1767, por Merced Real, al Coronel Fernández Cornejo y Rendón, quien había ejecutado ese año la expulsión de los Jesuitas. Con posterioridad, el Coronel Cornejo fue el primer explorador histórico del Chaco Gualamba y el Río Bermejo hasta su unión con el Paraguay.

De aquellos acontecimientos proviene el actual nombre del Parque y los cimientos de “La Sala”, antiguo casco de la Estancia El Rey que pueden observarse hoy en la zona ubicada frente a la Intendencia.

Para contactarse con el Programa Manejo de Recursos Culturales, puede haga click aquí.


lineaneg.gif (49 bytes)

MODO DE ACCESO  Parques Nacionales de Argentina  Desde la ciudad de Salta, se toma por la Ruta Nacional Nº 9 (superpuesta aquí con la Ruta Nacional Nº 34) hasta la localidad de Lumbreras. Desde allí se recorren 45 km por la Ruta Provincial Nº 5 hasta llegar al Paso de la Cruz, donde se empalma con la Ruta Provincial Nº 20. Por dicha ruta, tras recorrer 48 km, se llega a la portada Parque Nacional, por la cual se accede a su centro administrativo. La Ruta Provincial Nº 20 es un camino consolidado que en época estival suele tornarse intransitable a causa de las repentinas crecientes provocadas por las lluvias.

lineaneg.gif (49 bytes)

DATOS DE INTERES PARA EL VISITANTE  Parques Nacionales de Argentina Hay dos áreas de campamento agreste; una en el sector del río Popayán y otra en las cercanías de la Intendencia. Existen varios senderos y caminos para explorar los diferentes ambientes; a pie, a caballo o en vehículo:

cuadrat.gif (55 bytes) Sendero de la Chuña: es un atajo, apto para caminatas, que va desde la zona de la Intendencia hasta casi el primer vado en el camino a Pozo Verde, en el punto de inicio del Sendero los Ocultos.

cuadrat.gif (55 bytes) Sendero Los Ocultos: sendero de Interpretación peatonal, de 1,5 km de largo, que atraviesa la selva de transición. Comienza a 3 km de la Intendencia, sobre el camino a Pozo Verde.

cuadrat.gif (55 bytes) Sendero Chorro de los Loros: sendero peatonal de 10 km de l

Volver